Para poder comprender éste zafarrancho – Alberto Franceschi

 Alberto Franceschi

Frente a la marcha irreversible del proceso de confrontación, para lograr la expulsión de Maduro del régimen, sus malandros y sus beneficiarios chulos castristas del oprobioso comunismo totalitario cubano se debaten en el escenario político las siguientes posiciones de las que saldrá la resultante victoriosa final que aspiramos por supuesto sea causa de la libertad y de la independencia nacional de la ocupación cubana que implica la expulsión del poder de los criminales y ladrones que secuestraron nuestro país.

Hay CINCO posiciones políticas fundamentales: el gobierno que se hunde cada día más en medio de la estúpida y sanguinaria represión, que los divorcia del escaso apoyo que le va quedando. Ellos no tienen salida distinta a irse o a la de buscar desesperadamente un ala capituladora de la dirección opositora, para que les sostenga al lado de la neutralidad de las FFAA y la alcahuetería criminal de los altos mandos militares seleccionados por Chávez, Maduro y sobre todo Diosdado Cabello en los últimos años.

Ese polo del chavismo tiene hoy su mejor expresión en los llamados “colectivos” que es la verdadera cara del poder fascista rojo, criminales y malandros en correteos punitivos de asesinos animalizados contra pacíficos ciudadanos a los que pretenden, por órdenes de Maduro y Diosdado, aterrorizar para evitar el apoyo masivo a la vanguardia insurreccional de las barricadas.

Como una supuesta alternativa, estaríamos en presencia de un segundo bloque de opinión que solo quiere dejar gobernar a Maduro, pero pidiéndole rectificaciones que le mantengan en el poder, hasta producir una salida electoral a la crisis, que permita una nueva estafa del CNE apenas maquillado y de este liderazgo ultra-oportunista de la llamada oposición caprilista-MUD.

Su error grave de cálculo es no percibir, por ceguera y cinismo, que a este poder cívico militar chavista, desacreditado en grado sumo, ruinoso y espantosamente incompetente ya no le queda capacidad de maniobra, porque sencillamente no conseguirán la salida a la crisis y el caos que todos ellos, gobierno y oposición oportunista ayudaron a crear.

Se hizo inviable, en medio de la insurrección nacional y a medida que se pudre la economía y reina el desmadre, los intentos de diálogo, reducidos hasta hora a ruegos por dólares de parte del sector económico y a presentar un listado de peticiones a quien nada puede ceder porque sencillamente para ellos, el poder de los delincuentes, es asunto de territorios de mafia donde se mata y se arriesga TODO por conservarlo.

El tercer bloque de opinión que es muy numeroso, pasó del apoyo incondicional de años a un gobierno que les favorecía clientelarmente a convertirse, en medio del desastre de Maduro-Diosdado, en cada vez más escéptico y tentado a sumarse al abandono de toda ilusión en una salida ya inviable desde el gobierno, e incluso pasar rápidamente a pelear contra ellos. Por ahora están de “duelo” en orfandad política hasta superar en medio de la escasez, la carestía y demás privaciones, la intoxicación ideológica inducida contra la oposición tradicional.

Este bloque de la masa de adherentes al chavismo que habiendo perdido su líder y siendo víctimas, al igual que todos los venezolanos de a pie, de la desastrosa conducción del Estado y la economía por Maduro, Ramírez y Diosdado ha emprendido el camino de retorno de la ilusiones y terminará celebrando el fin de este malhadado experimento político, que para ellos fue, y así lo creen, traicionado o pervertido por los herederos de Chávez, que al morir este se hicieron déspotas y mafiosos de un día para otro… La conducta política de este gran sector es ahora errática pero es muy poco probable que vuelvan al redil rojo y menos aún a apoyar la primera línea de estos estafadores que gobiernan.

Lo más probable es que pasen de la inhibición actual, porque se niegan a movilizarse en favor del gobierno, a ser beligerantes también, incluso con los métodos insurreccionales, contra el gobierno. Merece consideración de tipo historiográfico que este gran segmento nunca confió en la oposición MUD por la elemental percepción que nunca sería un cambio real.

El CUARTO gran segmento, que crece sin cesar a expensas del espacio importante del chavismo decepcionado y de opositores que abandonaron sus ilusiones electorales tras el fiasco de Caprilito, entró en una especie de rápida evolución hacia posiciones llamadas radicales, que incluye plantear ilusorias salidas constitucionales (revocatorios, constituyente, etc ) a lo cual le agregan apresuradamente, en medio de la insurrección, lo de la RENUNCIA de Maduro que es la forma todavía “educada” y “delicada” de querer que se vaya, sin nombrar muchas veces a Diosdado que daría no se cuales garantías, desde el resguardo de dirigentes que se entreguen presos, hasta quizá una cuota importante en un gobierno de transición del sector militar chavista con civiles que no incluyan al sector caprilero, sino a su futura competencia electoral entre NO chavistas que se disputarían la mayoría.

Aunque les parezca total especulación ese es el mundo de huérfanos de la MUD que están en movilización activa contra el régimen pero siempre conservando una patica dentro dl régimen… por ejemplo no terminan de decirle a Diosdado que ellos se van de su chiquero de la asamblea Nacional, donde han sido humillados hasta el escarnio. Una falta absoluta de solidez política o incluso en los principios les llevan a no terminar de asumir la insurrección como única vía de sacar la peste roja del control del poder del estado que es sin duda alguna el espacio político de alta conciencia, decisión y sacrificio que constituyen los alzados en barricadas y un elevadísimo porcentaje de la población, que le defiende y celebra sus hazañas contra la represión

El QUINTO y último sector es, por supuesto el alzado irreductiblemente contra el gobierno y que representa no solo la vanguardia de la lucha contra él, sino al propio tiempo la única esperanza real que este se liquide, termine cuanto antes mejor, por ello es que no están dispuestos a dejarse embaucar de nuevo con propuestas a mitad de camino, en especial la de los “dialogantes” de MUD y agentes de dibujo libre, que mantengan a Maduro y el chavismo en el poder.

Existen algunas confusiones entre el activismo insurreccional que auto limita su propia capacidad de incidencia y es el anidar concepciones absolutamente sectarias, respecto por ejemplo a los partidarios de otros métodos de lucha, que incorporan masas de descontentos, como las marchas y otras protestas que felizmente al comenzar a dejar solos a los manipuladores políticos se reconducirán ahora por los gremios que unifican unitariamente a todo el espectro social incluyendo hasta el chavismo de base que no quiere ni hambre ni represión.

Oponer las “guarimbas”  a las marchas, es una soberana estupidez, por la sencilla razón que no todos son capaces de asumir los riesgos de las barricadas y menos con una conducta estándar como dictadas para hormigas, por charlatanes que se creen dueños de ese prodigioso método de lucha que ya era famoso hace 2000 años cuando Espartaco y los esclavos en guerra contra Roma.

LA vanguardia es indiscutiblemente el Movimiento estudiantil que abandonó a los líderes de las manitas blancas y enseñar las nalgas, cuyos dirigentes fueron comprados por los capitostes adinerados de la MUD hasta domesticarlos.

Este frente estudiantil insurreccionalista e íntegro, dispuesto incluso a grandes sacrificios, será el que determine finalmente cual política de confrontación se escoge, hasta derrotar el gobierno y expulsarlo. Existen aún en este sector peligros de propuestas capituladoras, que aun estando en minoría, pudieran malograr todo, si crecen para plantear retrocesos, aprovechando el cansancio y la aparente solidez del esquema represivo del gobierno.

Conclusiones

Hasta ahora el gobierno despliega su esquema brutal nazi de “pescas nocturnas de activistas” apresamientos, asesinatos y contención represiva, contando con la GNB de generales esbirros de Castro y fichas del narcotráfico. Esta tropa y sobre todo sus oficiales, hacen el trabajo sucio al lado de los colectivos de fascistas rojos sacados de la cárcel, canjeándoles ser represores bien pagados, a cambio de dejar unas horas diarias el ejercicio intenso del hampa común. Esto no es ninguna exageración polémica la GNB está llena de hampones. Hoy sus generales reunían a las tropas profesionales y a los oficiales de sus guarniciones para conminarlos a PEDIR LA BAJA si no estaban dispuestos a apoyar a Maduro, con el que se jugarán el todo por el todo según estos bicharracos asesinos y esbirros castristas. LA nota casi cómica es que trataban de entusiasmar a sus audiencia dándoles seguridad que Maduro se mantendría muy firme en el mando gracias al apoyo RUSO Y CHINO. Permítanme una carcajada.

LA neutralidad hasta ahora cómplice del Ejército, la Armada y la Aviación, con la represión de la Guardia está apenas contenida por la certeza, que una entrada anticipada de ellos contra la GNB en el escenario, generaría una mortandad en las filas de uniformados.

Pero Maduro NO PUEDE usar los otros componentes además de la Guardia porque los hace estallar porque están en mayoría contra su gobierno. Pero de todas formas se agota el tiempo en que dejándose podrir el país esta situación arrastra a todas las fuerzas militares al dilema de si siguen o no permitiendo la alcahuetería de sus jefes con este gobierno siniestro.

Es casi aventurado proponer un pronóstico y no crean que me salga de la suerte con una astucia verbal, pero que no es tal porque representa lo ocurrido en miles de escenarios de la historia mundial y que es de hecho, para mí, una verdad incólume, un principio:

EL RESULTADO DE TODA LUCHA LO DETERMINA, LO DECIDE, LA LUCHA MISMA. No hay nada que la pre-condicione a no ser nuestras propias limitaciones para entender los procesos como marcados por un fin último que es detestar la opresión mientras seamos humanos.

Por eso no nos engañemos a nosotros mismos si amanecemos con la peregrina idea que ya está bueno, que volvamos a la normalidad de cualquier manera…pero los jóvenes que mantienen férrea su voluntad de lucha no tienen la opción del escepticismo y menos la tentación de la capitulación, porque sencillamente quieren vivir su vida sin este malandraje en el poder que les revienta sus esperanzas en todo y para todo. LA INSURRECCION DEBE GANAR.

Consulte el archivo de artículos del autor

Anuncios

Maduro, anda de nuevo oyendo voces del más allá – Alberto Franceschi

 Alberto Franceschi

El inefable José Vicente con dos altos funcionarios del Min Interior se reunieron con un delegado estudiantil y uno MUD (omitiré nombres para no zapear) y acordaron ir en comisión de alto nivel, saltando presos en cada estado y así prestigiar a esos delgados opositores de la paz y el dialogo.

El precio que pagamos, sin malpensar, es que como mínimo los “nuestros” garantizarían que la ola de protesta amaine y se ayude al gobierno a sobrevivir mientras aprovechan su ocasión, tras largos años arrinconados, para lambucear algún favor al gobierno acorralado, por ejemplo que discuta de becas y otras “burusas” pedidas por “dirigentes” que ya entraron en el bando del pánico, porque perciben, y allí si les reconozco un fino olfato, que esta oposición se va al carajo con el gobierno al que han servido como alcahuetes.

Maduro cae en picada. Es cuestión de urgencias en el tiempo. Se supo que menciona un nuevo encuentro con el pajarito “mesmo” que le silba, y esta vez se oyó clarito, porque la Primera Combatiente también así lo atestigua, que “el gigante” le pió:

“sal corriendo hijo porque no queda otra”. “Fidel logró 55 años porque destruyó TODO primero. Nosotros nos equivocamos porque nos obligaron a dejar en pie el maldito estado burgués, que ya verás que se nos viene a la yugular. Menos mal que te queda Capriles y la MUD con su prédica de diálogo. Arréglate con ellos. Te pueden seguir salvando. Me gusta eso de cambiar presos por becas como lo piden. Fíjate que ni siquiera reclaman por sus muertos. Y tampoco meten a Simonovis y a los presos viejos de los que ni siquiera saben sus nombres. Además Como que también se salvaron los hermanos cubanos hasta hoy, que disparan o entrenan a nuestros Tupas, a quien quiero les trasmitas mis mejores reconocimientos, porque son, al igual que Mario Silva, mi mejor criatura.”

Pero el cucuteño , “cabeza de tapara” aspira a que “el eterno” le hable más claramente y por eso vuelve a sus sesiones de “osmosis de tumba” durmiendo arriba del sarcófago, allá en el cuartel de la montaña, e implorando al ánima que no lo abandone, pero que tampoco le aconseje irse, porque es duro imaginarse la vida, sobre todo para la “primera combatiente” sin un millón de dólares diarios y peor todavía amenazada que ni siquiera podría ir al Sawgrass Mills o al IKEA de Weston en el Nort Miami, o al Corte Ingles de Madrid o Tenerife.

Contra toda evidencia el pro-tempore se aferra al poder y no le quiere parar bola a Diosdado quien le aconseja irse y dejarle el coroto.

La cúpula cubana, en sesión permanente, le dijo que Diosdado no es garantía de nada y es más odiado que el mismo, por lo que él entonces empezó a creer que todavía puede nadar contra la corriente. Y se comunicó con su “eterno mesmo”.

“Que lio Dios mío, clama el cucuteño, como salgo de esta, mi comandante” Los heterogéneos Centauros que me dejaste son un nido de alacranes, todos se pica entre todos, y lo único que tienen en común es que no me quieren y son muchos, solo le paran a Rodríguez Torres y a Diosdado”.

“Tuve que complacer a Diosdado nombrándolo Capitán, pero el General Mayor de siete soles Rodríguez Torres le está ya latiendo en la cueva, y controlando ese sector de los favorecidos con charreteras, y Diosdado por agayuo anda como desbocado, porque este Rodríguez es menos temperamental. Es frio como Putin el KGB. Y ha tomado sus distancias con los cubanos mientras Diosdado creo que lo tienen agarrado de los cocuyos”.

“De nada valen los 1800 generales y almirantes, (Ripley) que me cuestan mucho real pero su autoridad no les alcanza ni para sacar un perro a miá. El coronelato y el resto de oficiales superiores y medios me tienen ojeriza por agente cubano y de ñapa ahora me descubrieron lo de colombiano. Pa` mí que esas son vainas de Uribe y la CIA, que me agarraron la caída. Menos mal que Teodoro y Capriles me entienden”.

“Bueno vamos a ver como salgo de esta primera gran crisis. A lo mejor me fritann pero si fuera solo por Requessen el de la FCU de UCV, estoy templao y me salvo, porque él que dice que solo quiere becas y que no quiere meterse conmigo. Gracias anima del comandante eterno “

Lo que ni un canario o el mismo pájaro guarandol puede comunicarle a Maduro y menos con ese rebuscado mecanismo de comunicación vudú, por osmosis de tumba, es la noticia sobre una especie de coalición de Victimas militares de todos estos años, que me dicen que están ya encontrando un líder que fusiona la sed de justicia de tantos reventados por Chávez Diosdado y Maduro , con miles de oficiales activos dispuestos a no permitir que Maduro funde su nueva etapa en el poder, a partir de un baño de sangre.

Queda pendiente este nuevo problema mayúsculo que firmemente creo lo puede mandar al diablo.

Más allá del generalato Madurista y Diosdadista cuyo punto de unión son los narco-soles, está surgiendo un inmenso grupo de oficiales institucionalistas que ya están armando un gran acuerdo.

Punto 1: Los cubanos se van y con ellos Maduro.

Punto 2: es necesaria una transición de varios años para reconstruir el estado, la economía y el tejido social,

Punto 3: El nuevo estado se reorganizará democráticamente como lo determine una futura constituyente soberana, convocada una vez expulsado este gobierno de pillastres.

Los únicos renuentes a comprender que esto se acabó lamentablemente hablan todavía en nuestro nombre y se ofrecen para auxiliar al gobierno en vilo.

Ellos prefieren seguir con esta piltrafa de régimen. Son los que no han entendido la gravedad de la crisis y las enormes posibilidades de salir del poder chavista. Son los anestesiólogos políticos que pretenden cambiar por becas la sangre de tantos y el sufrimiento de millones.

Consulte el archivo de artículos del autor

¿Diosdado consulta su golpe? – Alberto Franceschi

 Alberto Franceschi

Se acabó el juego,  la pestífera clase política del gobierno y su asociada alcahuete de la llamada oposición tienen el alma en vilo, el tsunami económico los arrasa

Se le trancó el serrucho a Maduro que arrastra a Diosdado y  el liderazgo de Caprilito estalló por los aires, como lo que era,  una burbuja de nada, llena solo de marketing publicitario, pagado por plata fácilmente adquirida y de botarates  en  operaciones de oportunismo electorero, que subieran sus acciones de financistas de inconfesables propósitos.

Ambos, el gobierno y sus acólitos MUD, los que  ahora cantan el himno entonado por Chávez,  saben que la cuenta regresiva  llegó al final y que solo falta el puntillazo, el empujón, la caída al vacío, porque llegó la hora de la pólvora: de los cohetes o de los tiros, pero pólvora viene… y a lo mejor mezcladas,  porque unos celebrarán y otros tratarán de acabar o amargarle la fiesta a muchos,  con una última trastada despótica, propia de esbirros y pranes politiqueros homicidas acorralados, como los que representa el bocón fascista rojo y agente castrista Mario Silva.

La caída de Maduro ya se hizo inevitable.

Diosdado recorre las guarniciones del país y reúne los clanes y capos regionales del PSUV,  para medir cuanto puede invertir en defender lo que queda en pie del gobierno y  ya sondeando si tiene fuerzas propias para intentar encarnar un agónico reacomodo del régimen, saliendo de Maduro y los cubanos como chivo expiatorios  de  la crisis, lo cual sería muy obvio y sólido como  excusa  valida,  pero el gran obstáculo consiste en que  tendrían que tragarse  9 de cada 10 idioteces que han implementado en la economía y en las instituciones hasta hacerlas  colapsar en medio de este espectáculo dantesco.

La economía en pleno interrupción de  la cadena de pagos, de transacciones,  de suministros, de producción y circulación  de insumos, sin dólares, sin crédito externo y bajo amenazas de llegar a default ante acreedores  ahora desconfiados, no dejaría a Diosdado mayor margen de maniobra que el que pueda fabricar de emergencia  con un viraje de 180 grados,  que  puede llevárselo por delante, como efecto del propio cimbronazo al  hacerse portavoz de los intereses  que ha combatido por 15 años.

Solo una purga de  saneamiento económico, yendo a importantes, visibles  y solidas medidas de estímulo del mercado,  pueden dar piso político y económico a un cambio de gobierno y es eso precisamente lo que es difícil, por no decir imposible imaginar,  con el protagonismo del sector militar del chavismo.

Si ellos quisieran perpetuarse en el poder intentando atornillarse aún más, mediante una dictadura  más a la izquierda, con  disparates aún mayores a los acumulados, más bien desencadenarían, en un muy corto plazo, los demonios en todo el sector militar.  Ello haría, a contrapelo de lo que  desean,  aún más irremediablemente urgente la purga necesaria en  las FFAA, porque es eso lo que debe emprender un nuevo gobierno para poder ganar credibilidad ante el país civil y los gestores y operadores de la economía privada.

Hay muchas cosas por decidir ante el escenario de derrumbe que ya empezó. Permítanme hacer una primera  listica para  afinar  el análisis.

  • ¿Dónde se asilaría Maduro y su Primera Combatiente? los Castro  no los van a querer en Cuba, a menos que paguen lo que les costaría dejarlos allá, con muchos lingotes.
  • ¿Cómo convencen a por lo menos a 500 altos oficiales que deben pasar a retiro, por sindicársele  en pocas semanas de toda clase de atropellos y peculados?
  • ¿Cómo restituir  el valor  nominal del Bolívar Fuerte sin una devaluación  MUY importante y generando  la confianza para  hacerlo convertible a meses plazo?
  • ¿Cómo manejar una tregua social y mantener a raya  la caimanera  oportunista  del partidismo y aspirantes a convertirse en  ductores del país a cuenta de sus patrióticos renombres en estos años de oposición hambrienta?
  • ¿Cómo dar un viraje de 180 grados para amistarse  en días con USA y generar con ello una clara señal de cambio estratégico hacia los mercados  de crediticios y de inversión a nivel mundial, con los que hay que contar para la reconstrucción?
  • ¿Cómo implementar una gran campaña para garantizar la seguridad ciudadana  y una drástica disminución de la taza de delitos y de su impunidad, si ello implica una suspensión de garantías para devolverle a los ciudadanos sus calles y sus barrios  hoy en manos del hampa?
  • ¿Cómo garantizar la expulsión de los miles de  guerrilleros de las FARC y ELN  de nuestros estados de frontera?
  • ¿Cómo sacar por lo menos unos 10.000 funcionarios metiches y policías esbirros del  G2 cubano de  las oficinas públicas?
  • ¿Cómo detener en seco el contrabando de extracción solo posible con  una fuerte devaluación, una paridad  monetaria real de mercado  y una absoluta libertad de importaciones para garantizar el abastecimiento de productos?

Se hace insistente el rumor, cada más fuerte en su impacto, que Diosdado cree poder ser la solución, el problema es que malbarató buena parte  su capital político y de su liderazgo militar, a lo largo de este año en que se echó al hombro el bacalao Maduro.

¿Es posible que Diosdado se conforme con ser solo parte de la transición en el entendido que no es parte de la solución y más bien contraria a ella?

Mientras  tanto  la crisis llegó a la vitrina caraqueña.  Ya es  evidente que la  escasez  y la ruina  de la moneda, que arrastra y evapora los salarios y los ahorros, ponen a la orden del día los estallidos sociales.

El caos asoma la ingobernabilidad. Se hace  palpable Maduro pudrió, no dio la talla para manejar la desastrosa herencia  del que solo le dejó una bomba de tiempo. Más bien tardó mucho en estallar porque estuvo  ayudado por los mamporreros de la llamada oposición sifrina y la boli-burguesía que ahora anda en plan de buscar salvoconductos,

Esta estallando el régimen y  solo la MUD  estúpidamente cree que puede detener con su prédica  de diálogos, esta rumba de carajazos que se le vienen encima al gobierno de incapaces…

Además solo a idiotas se les ocurre creer que pueden tener ganancias políticas como elegibles futuros. Aquí no cuenta ni el marketing ni las encuestas, ni siquiera los reales ilusamente apostados  al que creían ganador,  solo tienen voz y voto los poderes fácticos  y sobre todo el poder de fuego, el que más cuenta, si de forma inteligente chantajea para evitar usarlo,  pero imponiendo sus dictados en el reparto del poder político.

Capriles y MUD no se vistan que no van. Ustedes serán enterrados con Maduro en el mismo sarcófago de los corresponsables de esta torta.

Las sociedades son como un inmenso cuerpo biológico que necesita seguir funcionando aunque va dejando  de lado lo que no le es funcional.

Mi nieto de 10 años me preguntó, cuándo terminaba este artículo: ¿Diosdado es bueno o malo para lo que viene? Depende le respondí.

Consulte el archivo de artículos del autor

La zapeada de Capriles – Alberto Franceschi

 Alberto Franceschi

Al que siguen llamando “el líder” de la oposición venezolana,  “se le salió la clase”  en su soberbia exacerbada,   del  que sabe  que  sus inconsecuencias  gallinas lo llevan “cuesta abajo en la rodada” como dice el tango.

Digo esto  por lo que Capriles ha resuelto declarar  en sus improvisaciones de celopata  del exclusivismo figurativo,  propio de todos lo que se creen su propio cuento mesiánico,  contra otros dirigentes opositores que con sobradas razones, después veremos si con méritos suficientes,  proponen  otra orientación política frente al régimen Maduro que se está cayendo de podrido.

Capriles en su nuevo papel de sostén del gobiernito de Maduro zapea  a quienes tanto lo ayudaron  y quienes tanto renunciaron a  plantear sus propias ideas,  en aras de  apuntalar,  para su desgracia de hoy,  las blandenguerías come flores  del  “indiscutible líder”  que “deja el pellejo” según su propia  definición,  en cada seguidilla de actos públicos, que son  actos de épico  heroísmo personal,  según su tabla de valores de marketing.

El que crea que exagero sírvase leer  lo que dice el de la rodada:

“Muchos me preguntaban sobre unas actividades que andan anunciando por allí, mi primera pregunta fue en esas propuestas dónde están los pobres, quiero escuchar, donde están los pobres”, dijo Capriles en un acto que encabezó como gobernador y agregó que esa oposición “no tiene propuestas ni planteamientos (…) no hay nada”

“La agenda de nosotros es social, la salida es social (…) no creemos ni en salidas violentas ni en salidas por golpes de Estado”

¿María Corina, Leopoldo, Ledezma:  “GOLPISTAS,  PARTIDARIOS DE  SALIDAS VIOLENTAS”?

Perdonen amigos pero como yo vivo proponiendo un Golpe de Estado, un pronunciamiento o salida militar, un gobierno  de  emergencia surgido del desconocimiento abrupto de estos mamarrachos rojos,  que nos llevan por la calle de la amargura y del caos, les confieso que tengo instalado un chip cerebral  muy  susceptible  para  percibir los razonamientos de los esbirros y agentes del gobierno que con  razón,  me  llaman golpista y que no les paro en absoluto,  porque  el golpismo en Venezuela  por definición es de patente  chavista y la verdad es que me sentiría orgulloso de apoyar abiertamente a un golpe contra estos cipayos maduristas  del régimen totalitario castrista cubano.

Pero el despropósito de  llamar golpista por mampuesto y con disimulo  a estos  líderes opositores, que  fueron su sustento de imagen sacrificando la propia,  hasta apenas ayer,  me parece propio de alguien que padece de una mezquindad sin límites porque estamos ante  una especie de  llamado directo a su “nuevo amigo  Rodríguez Torres”  diciéndole:  “por allá fumea”… “los golpistas son los que me adversan en la oposición”.  Y eso quiérase o no es UNA ZAPEADA, con la que Capriles busca,  quedando de maravilla con Maduro y sin argumentos,  descalificar sus amigos de ayer, y congraciarse  con el sector conformista  sifrino que él  cree mayoritario y partidario de la cohabitación con el régimen, aun en su agonía irremediable…bueno no tanto porque ha llegado súper Capriles para salvarlos sobre todo en el tema de la inseguridad….

Y después muchos opositores  se preguntan  ¿porque Maduro no cae…? ¿Por qué los militares no intervienen sino en apoyo  del régimen?

Y yo pregunto  y  si uno  es militar bajo  disciplina férrea de su institución del Estado y oye o lee al llamado “Jefe de la oposición” que  vive pregonando su abierta contrariedad  a un pronunciamiento militar contra el régimen ¿qué  debe hacer?

Y si se es un militar extraditable del “Cartel de los Soles”  o guisador profesional,  codicioso  cobrador de grandes peajes y extorsiones  para  todo tipo de negocios  con el estado de delincuentes  ¿no debo acaso agradecer  la prominente figuración de Capriles pidiendo  lealtad militar al estatus quo y abominando  salidas de fuerza?.

¿Qué comen que adivinan?

¡¡ APAGAFUEGOS !!  ESE ES  EL PAPEL QUE EL REGIMEN  LE ASIGNA  A CAPRILES,  como su principal aliado contra el plan de sacar a Maduro  y a los “hijos del gigante”  de Miraflores aunque sea  a rastras.

Cada vez que ven que el muchachón  va en picada el gobierno le hecha una insultadita  para mejorar sus scores.

Ese fue el jueguito que le resultó a Chávez  14 años  y que sus herederos de pacotilla tratan   de imitar,  pero tan torpemente que no logran detener  el deterioro de su aliado, a quien han puesto en  evidencia  con sus viejas y nuevas  limitaciones y ahora desde hace meses se pasaron al  pedirle que zapeé a sus compañeros de liderazgo a quienes por cierto ya Capriles “les jiede” .  No sigo porque 13 años de blandenguería opositora me aconsejan no herir más  la susceptible epidermis de los fieles  fans de kiko y de  sus anunciantes…

Consulte el archivo de artículos del autor

Intentando ser ponderado – Alberto Franceschi

 Alberto Franceschi

Quisiera ser lo más  ponderado posible para  alentar  procesos de definición política en la llamada oposición. La idea vino del gran amigo Orlando Vieira Blanco, sobre que me expresara con más equilibrio para  abordar las luchas de la oposición por su  unidad total y sin exclusiones a priori… y lo que sigue es mi intento.

No me pidió esconder mis posiciones,  auguró sí que ayudara  a hacer entender los dilemas actuales  de una oposición,  que debe superar su confusión y escepticismo,  porque  merece  ser representativa de la mayoría nacional, como se logró en Abril de 2013.

Lo primero es decirle al señor Capriles que  se olvide de un liderazgo del tamaño  desproporcionado que tuvo en el  pasado reciente,  que ya vimos como no se correspondió,  por decir lo mínimo,  con las expectativas que millones depositaron en sus capacidades,  no así para quienes  conocimos siempre sus graves limitaciones.

Que se olvide por supuesto de nuevas candidaturas presidenciales   y que quienes quieren competirle no intenten repetir  ese itinerario de nuevos aspirantes a convertirnos en masa de borregos rumiando  en el pastizal electoral del régimen,  a cambio de migajas crematísticas y a veces  ni tan exiguas,  porque salen riquísimos de esos puestos que tanto desean conservar.

Es un hecho, sin embargo  que por muy disminuido que haya quedado  el papel de Capriles en la oposición, él  puede y debe  sumar su concurso  al de otros  líderes  que estarían dictando pautas de como enfrentar el  calamitoso gobierno de Maduro,  en estas circunstancias  heredadas de la confusión  y retrocesos de la oposición,  inducido por los líderes MUD y en particular por HCR  a partir del “frenazo de abril y del peregrino  llamado a plebiscito en diciembre último,  que  terminó  en  consecuencia  lógica como táctica suicida  yendo a parar al Palacio de Miraflores.

Allí terminó, como los del coro de Chávez días antes,  el otrora “dejador de pellejos” poco menos  que como prisionero  cuentadante  del  régimen chavista , por aquello de la descentralización  reducida a escombros y  la  obligante solidaridad  de corresponsabilidades  administrativas  de Gobernadores  y Alcaldes,  con el poder central de Estado y particularmente con la Presidencia y el Ejecutivo,  que envía los menguados fondos del “situado constitucional” cada mes,  para pagar  las “clientelas opositoras”.

Aclaremos de una vez  que para demasiados venezolanos  nos resulta repugnante  la  práctica de ver despilfarrar enormes recursos del ingreso  nacional,   en la promoción  publicitaria de  hegemonías del  gobierno y  de  figuras hegemónicas de la oposición, forjadas por intereses económicos  poderosos, cultores  del marketing  bobopositor.

A quienes  aspiran  el relevo de Capriles en el liderazgo les digo de una vez que  están obligados a mantener  unidas las fuerzas de todos los que nos oponemos  a este régimen piltrafa  que incluye de costadito  hasta fungen ahora  como ilusos dialogadores miraflorinos.

Y dejemos claro de arranque, que  quedarían muy mal parados  si lo que buscan es  sustituir a Capriles como precandidatos para  2019,  o incluso para obtener cuotas parlamentarias para los de sus entornos  dentro de dos  años.

Si se aspira a un cambio de rumbo en la conducción opositora,  luego del malhadado liderazgo de Capriles,  he de decir,  en haber de  mi argumento,  que esta vez  soy  yo,  quien  desconfió siempre  de  su calidad,  el que les recuerda,  a los aspirantes  a sustituirlo,  que Capriles lo hizo bien cuando por fin cambió su discurso, entre  enero  y  16 de abril  de 2013 y su desastre ocurrió  cuando no le dio el cuero a partir del 17 para reclamar nuestra victoria,  con la excusa de aborrecer  la violencia que por cierto fue de exclusiva responsabilidad del gobierno madurista.

Afirmo lo anterior porque  si es para mandar a apagar bombillos un cuarto de hora, o tocar corneta o volver  a las misas de campaña,  cuando no a las vergonzosas bailoterapias, entonces que siga Capriles, que al fin y al cabo ya estaba ducho en esas posturas blandengues como…  “LLamar a Salsa Casera”, con lo que  sustituyó el mensaje de rebelión general contra el fraude del 14 de abril.

En mi artículo  anterior…  http://albertofranceschi.com/si-lo-exigimos-en-mayoria-el-cipotazo-va/ dejé explicito que no llegaremos lejos sino buscamos una coincidencia de fondo con el sector  antimilitarista y anticastrista de las FFAA venezolanas.  Hablo de la vieja FFAA  como sinónimo de  quienes conservan las tradiciones de independencia   nacional y no de los impositores agentes cubanos que seleccionó Chávez por miles,  para usufructuar  peculados y así anular su integridad individual y de estamento institucional  con solvencia ética.

Repito entonces que el problema no es solo ir  a la calle sino que se sienta una poderosa  fuerza político-social de fondo,  buscando la coincidencia cívico-militar,  para terminar los días de este gobiernito hambreador  y generador del  caos que se desarrolla frente a nuestros ojos,  ya sin parar hasta el abismo.

Están planteándonos ahora  el  liderazgo emergente  de  María Corina y Leopoldo López, al cual trata de sumarse  el infaltable Ledezma,  que  de  cantar en Miraflores  el himno a coro con Chávez,  va  presuroso a la plaza Brion (es su derecho) porque  entiende su deber de solidaridad con opositores que planteen la lucha frontal contra el régimen, lo cual es mejor que irse al maratón de Miami, como el despechado,  porque ya no le rinden pleitesías y osan incluso cuestionarle sus formulitas capituladoras  de la cohabitación Ad æternum.

Y desde este liderazgo en plan de relanzamientos  se nos dice que la vía que debemos abrir es  la de convocar una Constituyente.

A mí me parece muy buena esa convocatoria para realizarla desde  el momento que se tenga  una mayor porción territorial  bajo control de un Gobierno Provisorio,  que previamente haya expulsado militarmente a  todos los esbirros castristas incluyendo el funcionariado madurista.

Se los digo así para resaltar lo  portentosamente  ilusorio que lleva implícito eso de  quererle convocar  una Constituyente  al gobierno de Maduro,  que sería fin de mundo si este la aceptara, como clara expresión de la soberanía nacional.

Porque si no es esa  la aspiración de los que  plantean esta febril  propuesta,  entonces están fabricando un gran fetiche con el que pretende ocultarse u obviar una necesaria propuesta de imponer, por vías de hecho,  un gobierno, distinto y alternativo,  frente a la estafa madurista.  ¿Por qué entonces no lo dicen?

Pero…¿Están proponiendo un gobierno que emerja  de una Constituyente, soberana y con poder? ESO,  es correcto,   aja…pero…  ¿ y cómo se  “constituye”  esa constituyente  si el gobierno de Maduro se niega a convocarla  y peor todavía…¿ cómo se hace si Maduro  hace trampa para cogérsela, como en 1999, lo hizo Chávez con el 98 % de sus diputados constituyentes?

Nadie puede discutir la validez  de una necesaria Constituyente para rehacer el Estado de la República de Venezuela  democratizada, pero primero debe  salirse de este régimen de los bolichicos y de jerarcas militares corruptos o cómplices  de  desmanes contra los intereses nacionales empezando por el de mantener  al estado chulo castrista cubano  con  más de 15 mil millones de dólares por año,  que  de lejos es nuestra principal carga  contra el ingreso  petrolero y de nuestros impuestos.

Creo que los amigos convocantes a las entusiastas y combativas  jornadas de protesta del  2 de febrero, merecen 20 puntos, por la motivación explicita para  sacar la gente a la calle, pero en cuanto a la claridad estratégica  sigue la confusión,  porque sencillamente  no se dice cuál es el objetivo preciso,  más aún si se aspira a que  los manifestantes se multipliquen  en próximas jornadas como la convocada para el 12 de febrero próximo.

Porque  si siguen presentes  las graves carencias en la formulación de esa estrategia,  que pareciera  reducirse a desbancar a Capriles, pero quedarse en las mismas medias tintas del mismo  Capriles, aunque sean un poco más vehementes, lo perceptible  es que  se sigue  en el terreno del régimen y sus convenientes opositores a  la medida.

Maduro apuesta a que la oposición le ayude a  evitar  su caída en el  desbarranque y  ya logró  con Ledezma, la señora de Rosales, Henry  Falcón Cocciola, Ocaris, Blyde, etc, que se apresten desde Miraflores, y cantando el himno con Chávez,  para  ese oficio de llamar a la calma para apagar incendios. Luego entró en el redil Capriles,  publicitado como coequipero  contra la delincuencia con el ministro Rodríguez Torres,  el mismo  encargado de la represión política contra la oposición… cosas veredes.

Si me permiten un resumen, creo llegado el momento donde  muchos liderazgos deben probar su competencia  porque,  más  que discursos y  relumbrones  de pantallas de TV,  se necesitan  ideas, planes,  propuestas  visibles de ruptura con el régimen y expresar  vivamente un radical realineamiento  ideológico  para montar nuevas  opciones y la organización basada en esas ideas programáticas, que por fin sustituyan el marketing millonario del sifrinismo político, que lleva implícito la blandenguería frente a este régimen de oprobio castrista, que nos desarma y premia el escepticismo luego de cada gran desengaño electorero vicioso.

Admito que muy difícilmente se puede hablar con una franqueza  absoluta  sino desde una trinchera donde lo que menos esté planteado sea una candidatura. Los que no anden armando una  que den un paso  al frente  hacia altos riesgos y sin esperar compensaciones… muchos de mis lectores  me increpan que de yo también de el paso… no faltaba más…  desde que me borraron los grandes medios, de cuyo anonimato impuesto me les escape gracias a internet… espero en el dugout.  Mario Silva anda en campaña radial  para meterme preso… se quedará con las ganas…soy “inagarrable”, vivo en una rábida cartuja. Más rápido lo silencian a él que a mí.

Consulte el archivo de artículos del autor

Si lo exigimos en mayoría, el cipotazo va – Alberto Franceschi

 Alberto Franceschi

Tantas vueltas que hubo que dar para tratar de llegar a lo elemental. No caeré en la tentación del “yo lo dije” porque esto es algo muy serio como para que tenga propietarios y menos aún arrogantes adalides ante los cuales haya que postrarse.

El problema no es CALLE, CALLE Y MAS CALLE, el problema es CUAL PROGRAMA tienen en su cabeza los que van a la calle y los que dicen que hay que ir a la calle.

Y cuando digo programa no estoy proponiendo un plan de gobierno y de Estado para reconstruir el país descuadernado e insólitamente en manos del hampa política y social-criminal que nos deja el chavismo, estoy hablando del PLAN de derrocamiento visible de esta peste de gobierno, con propuestas que sean comprensibles para todo el que esté dispuesto a no vivir un día más, bajo el oprobio de la ocupación castrista.

Lo más importante del momento es OFRECER como prueba de intenciones, un plan distinto y alternativo a la estúpida vuelta permanente al sistema electoral fraudulento del chavismo.

Quien quiera dirigir este proceso por definición subversivo con asertividad, tiene que ser portavoz de millones y no un ridículo aspirante a ser candidato a presidente dentro de 5 ó 10 años.

Déjenme decírselo más claro aún: aquí no hay lugar para “elegibles” por varios, quizá muchos años. Quien quera presidir este país tendrá que hacerlo por vías de hecho, de facto, de irrupción, de GOLPE…¿Se entiende?

Y no hay manera que nadie sea electo, al menos sin manipulaciones, porque primero hay que sacar a esta gente y luego hay que rehacer la nación, empezando por su registro civil, sus cédulas de identidad y pasaportes, su REP, su catastro de tierras devueltas a sus legítimos dueños y sin ninguna manos muertas estatista sobre el derecho de propiedad.

Primero habrá tenido que salir hasta el último de los funcionarios castristas de los registros y notarías y solventar los graves daños que hicieron y hasta volver a hacer nuestro censo de ciudadanos, sin chinos, cubanos, iraníes, colombianos FARC, nicas, etc.

Quien proponga como plataforma un diletantismo parlamentario y apagar luces como gran medida de protesta, no ha entendido que la gente se obstinó hace tiempo de regresar siempre a los mismos ejercicios rituales de precalentamientos electoreros, tributarios de la popularidad de la figurita mediática sustituta de todos los embaucadores que han desfilado a la cabeza de la llamada oposición.

Siempre dirán que no hay que regalar “los espacios ganados” y nunca se dan cuenta que solo hablan de sus espacios , de sus aspiraciones y planes personales, y no los de la causa que deberá ser insurreccional contra el régimen, que mientras tanto los puso a funcionar con esos espacios en su sistema político, convirtiéndolos en piezas funcionales a cambio de pequeñas compensaciones a sus vanidades y no para abrirle un ancho cause a la eventualidad de una ruptura y a la expulsión del régimen por la fuerza, al que no le pueden seguir ofreciendo caer suavemente sobre los colchones de su propia legalidad espuria.

Hubo que darse con los dientes en el suelo y empezar y ser amenazados gravemente, y ya ante evidencias con comer no perrarina que es de lujo, sino la dieta de la ración cubana de los Castro, para que por fin se entendiera que eso es tan real como la luz el sol, hasta para los lapones que la ven cada 6 meses.

Toda la confusión vino de enredarnos, con la complicidad de la Coordinadora primero y desde hace varios años la MUD, en esa amenaza de “participar” en su sistema y convivir, cohabitar, con su estafa, hasta convertirnos en súbditos de la maldita tiranía castrista. Y esto solo pudo ocurrírseles a tarados ideólogos, cultores de un despotismo utilitario, que siguen queriendo llegar a convertirnos en parias y a todos ellos en plutócratas billonarios con su corte de bolichicos.

Pero aquí NO PUEDEN constituir una dictadura totalitaria a la manera y características de los Castro, que Chávez mismo NO PUDO montar, así lo hubiera querido, aunque me digan que eso nunca estuvo entre sus propósitos, porque de ser cierto, entonces la única explicación que cabe es que él mejor que nadie sabía que toda esta estafa tenía los pies de barro, porque NUNCA hubo la tal revolución, y que como toda mascarada tendría los días contados y no como el régimen cubano, consolidado nada menos que luego de una expropiación TOTAL y minuciosa de toda propiedad, oficios y funciones personales, y que fue bautizado como pieza clave de un pacto de superpotencias termonucleares, de la extinta guerra fría.

Es por eso que se pudo convertir a todos en piezas serviles de una maquinaria opresiva del Estado comunista ruinoso, quedando solo la amargura del exilio como opción de libertad, si lograbas escapar de los tiburones del “mar de la felicidad”.

Por eso a esta altura del debate me parece una soberana estupidez seguir oyendo la famosa predica de los maniaco electoreros sobre que más que nunca hay que “patear calles” o su modalidad más impersonal que hay que agarrar para la calle, una y otra vez, en esa ritual postura de hacer en chiquito lo que ya se hizo con movilizaciones gigantescas, antes por los referéndums y después por los eventos de entretenimiento electoral.

Y cuando digo esto no es para desconocer el valor que pueda tener el entrenamiento de las conductas de rebelión cívica, pero no nos vengan por favor otra vez con las manitas blancas, porque ya sabemos que eso solo fue un negocio de muchos de esos dirigenticos para convertirse en becados de las clientelas y de los “líderes” de nuestra oposición mediática…y hasta rentable para cuñeros de TV y “programas de opinión”…

Menos aún nos vengan con candidatos escogidos por consensos del CNE chavista, porque creo que ahora, por fin, empezará a creérsenos a quienes dijimos que Chávez escogió, como su candidato opositor, a quien le vieron la mayor potencialidad de digestible…para decir lo mínimo.

La energía que invierten en querer “patear calles” en su versión más enaltecida, la de ejercer el derecho inalienable a la protesta, ojalá determine que para defender una manifestación de mil, deberá organizarse un centenar para impedir que las bandas criminales de los colectivos chavistas traten de sabotearlas.

A las bandas fascistas del régimen solo puede respondérseles con imponer así sea por medios violentos el derecho de manifestar donde, cuando y como nos dé la gana, y mientras eso no se haga el chavismo será el dueño de las calles.

No estoy planteando irse directo a la ilegalidad y a desconocer toda norma legal, estoy diciendo exactamente lo contrario: debemos imponer el criterio que el ilegal es el gobierno y más aún las prácticas político-delincuenciales de sus esbirros, desde la cúpula misma del Estado.

Al único tonto al que se le endilgan los muertos que procura y genera el gobierno y se lo cree, es el mismo que sale a denunciar la supuesta violencia de sus partidarios y trafica ocultando su infinita cobardía, exigiendo que abandonemos las calles cuando reclamábamos la victoria que nos fue birlada, para después volver compungido a su puesto de cuentadante.

La prédica de idiotas contra las FFAA, que da la excusa a la oficialidad para no irrumpir en la escena política y deponer a estos procónsules cubanos, so-pretexto de la legalidad constitucional, constituye el colmo de la barraganería de esta oposición, que ya es oficialmente parte integral del régimen con los gobernadores y alcaldes opositores cuentadantes a la cabeza.

Lo primero que debe proclamar abiertamente, cualquier aspirante a ayudar a dirigir este proceso de desquiciamiento de esta dictadura del malandraje madurista, para emprender la reconstrucción del país, es la exigencia a las FFAA para que sean decisivas en esta reorientación del Estado y dejen de ser los apandillados de Maduro en los desmanes contra la República.

No es una petición golpista es una exigencia de cumplimiento de los más elementales deberes de las FFAA como recurso último para reponer la legalidad constitucional, frente a un gobierno ilegitimo, que se convirtió cada vez más en un agente descarado y pueril de una potencia de chulos que es de hecho enemiga de nuestra nacionalidad y soberanía.

Manden al zipote el parlamentarismo, proclamen que no están interesados en candidaturas, ni en puestos de interlocutores de este régimen, porque este gobierno solo debe ser expulsado cuanto antes.

Si ese es el mensaje no propongan entonces apagar bombillos por 10 minutos, propongan apagar y derrocar el régimen, pónganse a las órdenes de las FFAA para que lo haga, para realizar esa tarea.

Los oficiales dignos deberán saber que en el camino confrontarán, desde la primera hora del nuevo régimen, la necesidad de la purga más severa y necesaria del malandraje, que se apropió de nuestras FFAA.

De ello habrá que deducir el retardo de la decisión final, porque nos la imaginamos como una operación dividida y con riesgos de fracaso, de desastrosas consecuencias. Para hacerlo bien y que la cirugía sea tan profunda como sea necesaria, lo mejor es que tarde lo que necesiten para garantizar su éxito. El tiempo juega es contra el régimen aunque debamos sufrirlo. Estamos infinitamente más cerca desde la muerte del “eterno” y aun mas de cuando el Dakaso.

El cucuteño deberá ir buscando donde será su exilio, de no extraditable mientras pueda, pero como es joven y tendrá millones de dólares, le recomiendo que no los ponga en manos de Fidel, porque se los coge, siendo lo único peor a la propuesta de escondite en la casa de una prima de la Primera Combatiente.

Consulte el archivo de artículos del autor

La MUD cuida al régimen para protegerlo en su agonía – Alberto Franceschi

 Alberto Franceschi

La entrada de los personeros de la oposición MUD al Palacio de Miraflores, por la puerta trasera, por dónde sacan las sobras de comida para los cochinos, ha cambiado la naturaleza de lo que llamábamos oposición y aunque parezca sorprendente, representa también un cambio estratégico para el régimen chavista, para el corto tiempo de vida que les queda, porque si bien han impuesto un diálogo a una oposición en completo estado de rendición, sobre la base de su sumisión, al propio tiempo ello expresa la debilidad extrema del gobierno madurista y del régimen chavista, ya desfalleciente, porque lo remató la bestial crisis económica y el desborde delincuencial que, como es perceptible a simple vista, agotó sus márgenes de maniobra.

Por eso el crimen político de la capitulación rastrera de la oposición MUD es aún más grave, porque vienen, in-extremis, al auxilio del ilegitimo, para salvarlo del derrumbe.

El papel de la MUD ya no el de bomberos que apagan el incendio institucional y moral de la ladronera incapaz, que sucumbe como régimen, es el de una cuadrilla especial de rescatistas que buscan entre escombros a los sobrevivientes para presentarse en la televisión con un aparatoso mensaje de conmiseración, sobre que el estado lamentable en que vemos al régimen, en absoluta indefensión, en realidad no es tan así, sino que se trata de robustos hermanos con problemas manejables que merecen ser socorridos, y hasta aconsejan como hacerlo, con otros pañitos de agua tibia.

En el colmo del absurdo, todos los “grandes” dirigentes de la MUD defienden la tesis que Capriles ya había hecho pública en reiteradas ocasiones, sobre que lo peor que puede pasarnos como “democracia” es el establecimiento de un régimen impuesto por los militares, sin reparar en el hecho elemental, que estamos sometidos a UNA de las fracciones militares, que en manos de Diosdado Cabello y Rodríguez Torres constituyen el soporte fundamental sobre el que descansa la precaria estabilidad del gobiernito de Maduro, pero que ahora tiene, también visible, el soporte de la MUD y por eso es que, aun en medio de su caída al abismo, Maduro aun luce en control de la situación.

Lo más criminal de la MUD no es ser solo mucamos serviles, sino convertirse también en un tapón para impedir su salida del escenario y más aun desaprovechando vergonzosamente las posibilidades para obligarles a ceder mejores condiciones institucionales de apertura política, prefiriendo más bien casi como risueños y adaptados a un statu- quo incuestionable, seguir en el juego masoquista de apaleados, dejando intactos todos los mecanismos de opresión política de estos 15 años de oprobio.

Lo que creo es que estos genios de la MUD compraron la tesis Madurista que solo él y su gobierno representan la barrera que impide el establecimiento de una dictadura militar a troche y moche, sin percatarse que este, el gobierno de Maduro, es el que quieren los Castro, que por enésima vez repito: no quieren cambiar el sistema capitalista en Venezuela, solo quieren aprovecharse de él para restaurarlo cautelosamente en Cuba, bajo la férula de los Castro, dada la inviabilidad absoluta del sarnoso sistema colectivista imperante allá irreversiblemente fracasado por 55 años.

EL castrismo en Cuba sobrevive allá como Estado, porque aquí como ideología de gobierno mantiene el saqueo salvaje con el que los Castro sustituyeron el extinto subsidio soviético. Es la ideología castrista de estos idiotas gobernantes, la que nos llevó a esta bancarrota en todos los órdenes de la vida nacional.

EL desabastecimiento y las colas son hijos de la inviabilidad de esta estupidez e creer que era posible un capitalismo regimentado que ahoga todas sus fuentes vitales, propias de su esfera productiva y de libre intercambio, por creer que el espejismo de la abundancia transitoria de medios de pago extraídos del rentismo petrolero les haría indemnes.

Esto empieza a parecerse a Cuba pero NO ES como Cuba. El sistema cubano esta basado en la absoluta absorción por parte del Estado totalitario comunista, de PARTIDO UNICO, de todas la funciones comerciales, de propiedad y su base jurídica, que anula cualquier otra que no sea la del Estado y con ellas todas las funciones económico-sociales, institucionales, culturales, militares, judiciales , educativas, de normativa municipal, asociativas, deportivas etc.

Para imponer eso se necesita una Revolución Social y Política y esa tarea que NO la llevó adelante Chávez, quien era el único factótum de esta bosta de régimen que ahora ya no es viable, porque la descomposición de lo que el montó no se supera en un replanteamiento “positivo” de profundización de esas estructuras, sino que estas, ya carcomidas por un salvaje deterioro senil, aunque solo tengan década y media de vida, están condenados al más absoluto fracaso por obsolescencia prematura, que viene dada por la pavorosa ineptitud de sus protagonistas y la pudrición de sus pilares de sostén político-militares.

Todo el desastre del desabastecimiento que los cerebros simplistas atribuyen a un plan preconcebido de “guerra económica” solo virtual, me permite decirles, que aunque ello pareciera cierto, el régimen ideal del chavismo era el del “comandante eterno” que daba algunos sipotazos a segmentos del empresariado, pero queriendo ante todo, el desarrollo de una Chavi-burguesía, solo que en su incapacidad infinita terminó prohijando solo a los especuladores de una nueva “burguesía compradora” coimera- especulativa, que terminó por ser absolutamente inútil, para siquiera proveer el mercado interno de productos de consumo masivo, por cuanto con su depredación ciega desbordada, solo se dedicaban a pactar compras externas, con sus comisiones dolosas anticipadas y el reciclamiento de los dólares extraídos del sistema del control de cambios, para su venta inmediata a los precios exorbitantes del mercado paralelo de divisas.

No les importaba siquiera que los productos llegaran a su destino de distribución final, y es eso lo que explica el abarrotamiento de los patios de los puertos con mercancías sin reclamo, lo cual linda con lo demencial en estos circuitos de la corrupción “oficial- privada”. Y la dudosa patente “privada” viene de la constatación que se trata, en la mayoría de los casos, de testaferros y prestanombres de grandes plutócratas civiles y militares de los altos poderes oficiales chavistas.

Todos los circuitos comerciales con inventarios penalizados, absurdos cambiarios, permisologias portadoras de corrupción sin límites, controles estatistas y confiscatorias multas abusivas, extorsiones masivas al sector industrial y comercial, determinaron esta tragedia final del desabastecimiento, carestía e inflación desatada, que pulverizó el poder de compra de los salarios.

El 90% del país con salarios e ingresos menores de 7 mil Bolívares mensuales, se rige por una economía de sub-producción y sub-consumo, con esos salarios y pensiones de hambre, de escasísimo poder adquisitivo frente a un mercado negro floreciente, de abastecimientos transversales para el segmento de la población que recibe ingresos altos, generalmente espurios, al estar ligados a todo tipo de tráficos desde el aparato de estado, y que pueden pagar hasta de 30-40 mil y muchos más Bolívares mensuales.

La ficción de ganar 1000 dólares oficiales que nunca obtienes, pero con poder de compra real equivalente a 100 dibuja toda la estafa de la economía vudú madurista, con los mismos ministros e ideólogos de Chávez.

En medio de este cuadro de presente y perspectivas siniestras, que acompañan un deterioro ya espeluznante del tejido social, que entre otros fenómenos está prohijando una economía del delito, que ya ocupa a centenares de miles de personas, entre quienes destaca un malandraje también masivo que en su segmento animalizado puede ya reunir unos 30.000 asesinos y criminales impunes resulta, además de vergonzoso realmente increíble por su nivel de irresponsabilidad, que la dirección política de la llamada oposición se integre al régimen en plan de ser reconocida como parte integral suya.

Por eso aunque les resulte necio a los sabios de la oposición, ahora integrada políticamente de forma explícita al régimen, vuelvo a explicarles el ABC de la política que reza: Todo régimen reposa para su estabilidad sobre determinados consensos sociales o se basa en la imposición o hegemonía de un segmento social específico.

El caso del gobierno de Maduro, heredero espurio, pero heredero al fin, del chavismo como régimen de contornos político-institucionales específicos , propios del despotismo militarista, cuyos rasgos dominantes son la composición social lumpen de su aristocracia y su adhesión a una variante ideológica póstuma del castrismo-stalinista, tiene su principal pilar de sostén es lo que se dio en llamar en la jerga sociológica de los años 80, el “establissment”, el establecimiento, es decir el cuerpo de poderes fácticos que defienden la estructura de poder.

Este stablissment está compuesto, en su segmento civil por: una burocracia político-partidista rapaz , de nivel profesional rústico y lastimoso, integrada por trepadores y logreros de origen social clase media baja, con títulos rebuscados y experiencia profesional nula, que les asignaba niveles de ingresos magros, correspondientes a capas clientelares en extremo oportunistas y desechables, generalmente guarecidas en el sistema educativo de las universidades autónomas de la Cuarta República, donde pululaban como clientelas de la llamada “izquierda”.

Con el poder de estado a su servicio, en todos estos años de depredación de abundantes dineros públicos, desviados directamente al beneficio y promoción de ingresos de su clientela social, el chavismo se convirtió en una numerosísima capa de funcionarios y activistas cuya misión de vagos al servicio del aparato del PSUV constituye una nada desdeñable fuente de control social. Su debilidad intrínseca sin embargo le viene dada por la indigestión ideológica variopinta que sus propios dirigentes trepadores les han infundido, con medias verdades sobre el igualitarismo, que se supone debe amparar a todos por igual, y es más bien la constatación de que todo esto es una estafa, lo que les hace díscolos, fracturados, rosqueros, fraccionalistas y por vocación desertores como a la postre ocurrió en los grandes partidos de la Cuarta.

El otro segmento, estadísticamente importante, es el constituido por miles de profesionales militares de todos los niveles, que tenían en común, para el grueso de quienes eran susceptibles al mensaje depredador chavista, el ser los segmentos menos calificados y de más baja respetabilidad entre los uniformados, destacándose entre ellos los de rápida vocación delictiva, usurpando o ejerciendo abusivamente funciones de autoridad pública.

El establecimiento chavista se ha envilecido a un grado tal de abyección que ya se hizo insoportable para la nación, por cuanto mutó plenamente a una naturaleza delincuencial que les permitió, a muchísimos de entre ellos, convertirse en militares acaudalados y en burócratas cuentadantes prominentes de funciones públicas, donde ocurre una especie de gran rebatiña y piñata de actividades de extorsión y depredación de dineros públicos. De ello resultó, que los cuerpos dirigentes de la burocracia del Estado, del partido y de las FFAA se convirtieran una casta de muy prósperos e impunes ladrones.

Ser Alcalde, Gobernador, alto funcionario oficial superior, es sinónimos de rico con patrimonio mal habido y también ya es notorio, en el caso de funcionarios de la oposición eternizados en cargos elegibles de cuentadantes del Estado, o de los entornos clientelares del segmento de dirección opositor, que estos copiaron sin dificultad esas conductas y lo común es encontrarse riquezas mal habidas entre ellos.

Estamos en presencia de una casta capitalista rapiñadora y delincuencial que si bien es roja de ideología postiza, práctica un culto privado a la riqueza y la corrupción y al delito económico, que les hace privilegiados en extremo. Esta no es una burocracia comunista, obligada por controles draconianos a ocultar sus haberes delictivos, esta es una burguesía delincuencial que es consustancial al capitalismo depredador del régimen chavista.

De no ser por la certeza de tener razón en este posicionamiento teórico y político, contra la tesis superficial que estamos ya en una copia del modelo cubano, que reúne características dispares y hasta opuestas a las sobradas manifestaciones de un régimen capitalista como el de Venezuela de 2014, sometido a la putrefacción inducida por la trama de controles y saqueos desde el aparato opresivo del Estado, me hubiera rendido a las supuestas evidencias sobre que ya estaríamos ante un régimen totalitario comunista de tipo castrista.

Y la razón para no aceptar esta impostura teórica y política radica, no solo por constatar la certeza de la extremada fragilidad que implica esa putrefacción del régimen venezolano, muy distinto al régimen socio político de Cuba anquilosado más allá del tiempo y del espacio, sino porque además lo aconsejable entonces sería emigrar si ese fuera el caso, o convertirse en clientela sumisa del régimen, lo cual no acepto como destino personal, ni menos para nuestro país, porque es un hecho que a diferencia del régimen cubano, a esta piltrafa institucional chavista se le puede expulsar del poder apenas “se alineen los planetas” lo que coloquialmente querría significar… cuando coincidan varios disparadores de crisis que tienden a la confluencia hacia el estallido, por implosión o explosión, por ruptura militar o por caos económico-social que lo induzca.

Pero además, al propio tiempo, el aceptar este régimen como si fuera el cubano, considerado como una realidad inmutable, definitiva, representa un fatalismo que nos sumerge bajo una losa de hierro y es lo que quieren los piratas procónsules cubanos que nos gobiernan, razón demás para rechazarla como tesis de hegemones con aspiraciones a ser aceptados con resignación, como ocurrió a los cubanos por más de 5 décadas.

El Chavismo debe y puede ser expulsado del poder cuanto antes mejor. La MUD jugó por 10 años a cohabitar con ellos, aspirando a ser considerados “esclavos de adentro” y los están logrando. El país de cimarrones rebeldes e insurrectos terminará por echar a esta casta delincuencial del poder y para ello hay que comenzar por construir una dirección política que tenga ese objetivo y no el de sumisión alcahuete solo rentable para los que también practiquen el negocio clientelar.

Consulte el archivo de artículos del autor