Burkina Faso – Luis DE LION

IMG_2425 Luis DE LION

La Asamblea Nacional incendiada, el canal de la TV pública tomado, manifestaciones en la provincia, Burkina Faso fue escenario de múltiples protestas ciudadanas éste jueves 30 de octubre. Los manifestantes insurgieron contra el proyecto del presidente Blaise Compaoré, en el poder desde su golpe de Estado en 1987, de reformar la Constitución para poder optar a un nuevo mandato.

Al caer la noche en la capital Ouagadougou, la calle obtenía el apoyo del alto mando militar quedando de esa forma sellada la suerte de la dictadura electoral de Compaoré.

El viernes 30 poco después del mediodía, vía Twitter, anunciaba su renuncia al poder, el hombre que había ganado cuatro elecciones seguidas. Campoaré dejó la presidencia, evocando el artículo 43 de la Constitución de su país.

Para nadie es una sorpresa que los dirigentes africanos tienen tendencia a perpetuarse en el poder. El caso de Argelia, Tchad, Uganda y Camerún son solo algunos ejemplos. La muy “democrática” reforma constitucional una vez que están en el poder es también una tentación para los regímenes del Congo, Burundi, Bénin y la República Democrática del Congo.

No obstante, la calle de Burkina Faso ha enviado un mensaje que podría ser interpretado como el inicio de una primavera subsahariana, otros prefieren hablar de primavera negra, en clara alusión a los hechos de la primavera árabe que se escenificó en el 2011, desde Túnez hasta Egipto.

Como quiera que sea, buscan ser ejemplares los manifestantes del país del capitán Thomas Sankara. Icono antiimperialista y tercermundista que a sus 33 años llegó al poder y le cambió el nombre a su país de Alto Volta por Burkina Faso el “país de los hombres íntegros” El joven revolucionario fue asesinado en 1987, muchos acusan a Campoaré de haber tenido algo que ver con dicho crimen. 27 años más tarde Sankara sigue siendo adulado por los jóvenes que manifestaron el jueves en las calles de Burkina y que no han conocido otro presidente que el depuesto Campoaré.

En una región inestable, muchos analistas se interrogan sobre un potencial efecto dominó. Más aún cuando paradójicamente Burkina Faso era una suerte de isla de “estabilidad” en medio de una zona políticamente turbulenta.

Pero en Burkina Faso, hubo un precedente en febrero del 2011, durante la Primavera Arabe, la muerte de un estudiante a manos de la policía generó grandes manifestaciones que culminaron de forma violenta con saqueos y pillajes. Los paralelos, no se detienen allí por cuanto hoy en Burkina Faso se corre el riesgo de una transición de un militar reemplazando a otro en el poder.

luisdelion@gmail.com

@LDeLion

Consulte el archivo de artículos del autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s