Ebola – Luis DE LION

IMG_2425 Luis DE LION

Una víctima mortal en los Estados Unidos, el agravamiento del estado de salud de una enfermera española, la multiplicación de las falsas alarmas en Francia y un balance que no deja de aumentar, el de los muertos que ya alcanza los 4.000, en apenas seis meses, en un total de siete países africanos, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

Fue en 1976, que en Zaire, hoy República Democrática del Congo, se descubrió esta terrible enfermedad, que provoca fiebres intensas seguidas de hemorragias sanguíneas mortales. El virus es de patología nivel cuatro y solo puede ser manipulado en laboratorios altamente protegidos.

Ante la gravedad, la ONU ha llamado a multiplicar “por veinte” la ayuda actual y por su parte la directora del FMI, admitió, algo inhabitual en sus funciones, que había que aumentar el déficit para atender a los enfermos.

El Ebola inquieta enormemente a la sociedad occidental que a inicios de los 80 creía haber vencido a todas las grandes epidemias. Pero luego ha habido que hacerle frente al SIDA, al SRAS y a la gripe aviaria. Este último agente patógeno, fue altamente dramatizado en el 2005 por la OMS, al adelantarse a señalar que podrían morir 50 millones de personas. A diciembre del 2008, habían muerto 248 personas por gripe aviaria.

Concretamente, ha impresionado mucho la velocidad de propagación del virus Ebola, sin duda una consecuencia indirecta de la mundialización. En ese sentido, algunos científicos han comparado el vertiginoso avance de la propagación con las estadísticas de tráfico aéreo. Como resultado de ello, Francia, sería el país occidental con más riesgo de casos de Ebola, por las múltiples frecuencias aéreas que mantiene con los países de Africa occidental.

El Estado francés se ha preparado y tiene dispuestas once estructuras especializadas para luchar contra el Ebola. La sola francesa hasta ahora contaminada, en Liberia, por el virus fue llevada a Francia y curada en el hospital militar de Begín de Saint-Mandé. Se le aplicaron tres medicamentos experimentales, en particular el antiviral Avigan producido en Japón.

Sin embargo, diversos estudios científicos, señalan que el virus podría tomar proporciones endémicas, en virtud de un gran número de casos no declarados en los países africanos principalmente afectados.

Los líderes responsables, invocaran el principio de precaución en sus respectivos países como la única manera de hacerle frente a ésta virulenta enfermedad.

Esperanzados que Venezuela siga lejana a un posible caso de Ebola, porque hemos visto como las incompetentes autoridades sanitarias del régimen castrochavista, han estado más ocupadas desmintiendo el dengue y el chikungunya, que combatiéndolo.

luisdelion@gmail.com

@LDeLion

Consulte el archivo de artículos del autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s