La promoción PDVSA – Luis DE LION

IMG_2425 Luis DE LION

El tan anunciado sacudón del régimen de Maduro, término por demás negativo para alguien que aspira a una gestión de gobierno medianamente eficaz, resultó ser, una suerte de promoción en vísperas de los tiempos y las situaciones que están por venir, particularmente en el ámbito de la política exterior.

En una escena internacional, en constante reacomodo, la dictadura chavista, desde sus inicios colocó sus intereses, en la misma vía y mismo escenario de influencia que La Habana.

Con el petróleo venezolano, como centro de gravedad de la política exterior de VeneCuba, quién mejor para encabezar hoy a la cancillería venezolana, que el hombre que estuvo a la cabeza de PDVSA durante estos últimos diez años. Sin duda que a los ojos de La Habana, Rafael Ramírez cumple ampliamente con los requisitos políticos exigidos para la batalla diplomática que le tocará asumir.

Así las cosas, siendo Rafael Ramírez uno de los cuadros más poderosos del castrochavismo, su reciente promoción política, lo hace aún más poderoso. Como “Vicepresidente para la Soberanía Política”, tendrá Ramírez bajo su influencia al Ministerio de Exteriores, al de Interiores, al de Defensa y al MINCI.

Sin embargo y a riesgo de resultar repetitivo, una vez más, no comprendo, el por qué la opinión caraqueña ha hablado de “despido” y han catalogado a Ramírez como el supuesto gran perdedor del “sacudón” de Maduro. Un botado, generalmente no impone a su sustituto.

Dicho esto, el proyecto internacional del castrochavismo, no es un asunto que se limita al dinero.

La designación del nuevo canciller, encaja cabalmente en los planes de afianzamiento del proyecto político continental de los hermanos Castro.  El mismo, ya casi a niveles, a decir de los hechos, de control político continental hegemónico.

Hoy en pleno 2014, el proyecto castrista, necesita de alguien conocido en la aldea global y lo más importante, más allá de una supuesta experticia en temas petroleros, que sea fiel y leal, al “proyecto” de dominación de los hermanos Castro. Requisitos estos que Rafael Ramírez llena a cabalidad.

En el plano estrictamente interno, Ramírez, quien había sido presentado como el hombre que promovía medidas polémicas, como el aumento de la gasolina y la unificación cambiaria, al salir de la escena diaria caraqueña, deja esos anuncios bien adelantados, y ahora sin rostro. Una muy hábil táctica política, dejar huérfanas antes de nacer, unas medidas impopulares, pero que llegado el momento, igual serán tomadas, sin que la potencial víctima política sea un cuadro mayor de la “revolución”.

luisdelion@gmail.com

@LDeLion

Consulte el archivo de artículos del autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s