Solidaridad con Venezuela – Luis DE LION

IMG_2425 Luis DE LION

En la humanidad muy pocos han sido los filósofos, de tendencia libertaria. Es por ello que, en buena parte, los intelectuales en su gran mayoría han tenido y tienen pasión por los totalitarismos.

Una muestra cercana y que nos afecta enormemente, es la devoción, de los pensadores contemporáneos por la satrapía cubana de los hermanos Castro.

Esa pasión totalitaria de ciertos intelectuales, Fidel Castro, supo aprovecharla al punto, de hacer de La Habana, una muy poderosa multinacional de la propaganda. Que le ha permitido, y le permite hoy, a la tiranía de la diminuta e improductiva isla caribeña hacerse de un estatus internacional envidiado por muchas otras dictaduras.

Bien sea bajo la forma de adoctrinamiento o de propaganda, la experticia cubana en la materia, ha sido quizás la más grande inversión que hiciera la llamada Revolución chavista. Un movimiento eminentemente nuevo rico, el cual una vez en el poder, se descubrió incapaz de producir sus propias ideas y prefirió importarlas al más alto precio.

En ese sentido, el inmovilismo se nos ha venido imponiendo, a los venezolanos, como un modo de pensar. Sin duda, se trata de un hábito propio del marxismo y del castrismo, dos de las corrientes con mayor influencia en el pensamiento del chavismo.

Ese savoir faire del castrismo, ha hecho en la actualidad que, Caracas se entrometa en la crisis de Oriente Medio y decida traerse unos niños heridos del conflicto de Gaza. Tal y como hizo, La Habana, con las víctimas de Chernobyl. Para “curarlos” en sus respectivos hospitales destartalados y mal equipados.

Igual ocurre con el caso del joven político chileno, Felipe Cuevas, detenido en Caracas por la policía política de Maduro. Una práctica cubana, que consiste en ahuyentar del país, a cualquier otro dirigente extranjero que quiera venir.

Siendo la castrochavista, la primera dictadura venezolana, con un proyecto político internacional, paradójicamente, la oposición democrática ha estado ausente en dicho terreno.

Es en ese sentido, el de una opinión internacional colonizada por intelectuales sensibles a los totalitarismos, que tienen que repetirse las manifestaciones de solidaridad por el regreso de la democracia en Venezuela, por parte de aquéllos intelectuales, sensibles a la libertad de los pueblos, como los veinte que firmaron el pasado miércoles 6 de agosto, una carta pública en El País de España, titulada  “Solidaridad con Venezuela”

luisdelion@gmail.com

@LDeLion

Consulte el archivo de artículos del autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s