Café con patria – Fernando Egaña

 Fernando Luis Egaña

Se ha hecho casi normal que uno pida un cafecito con leche y le digan que no hay leche, sólo café y a veces ni siquiera porque no hay agua. El otro día un señor pidió su café con leche y le dijeron que no había leche pero si había patria, por lo que le podían ofrecer un café con patria, es decir un café con leche sin leche.

Igual puede pasar con el azúcar del jugo, o con las caraotas del pabellón, o con el queso de la empanada o con cualquier cosa. No la hay pero no importa porque hay patria… Y ya los electrodomésticos pasan a formar parte de la lista innumerable de productos escasos.

El socialismo es escasez. Tarde o temprano es así. La mezcolanza bolivarista no podía ser la excepción. Con todo y la mega bonanza petrolera del siglo XXI, la satrapía terminó por depredar los recursos del país. Comenzando por su producción económica sin excluir al petróleo. Raspando la olla petrolera y endeudando a la nación hasta niveles siderales, es que pudieron parapetear la situación a través de importaciones masivas y las ubicuas taquillas clientelares.

Pero pasó lo que tenía que pasar, y ahora la República Bolivariana tiene a Venezuela a las puertas de una crisis humanitaria por la falta de comida y de medicinas, para no seguir con otras categorías de productos que también son necesarios para una existencia decorosa, verbigracia el papel toalé, ahora convertido, cuando aparece, en motivo de trifulca en abastos y supermercados. Al igual que el aceite, la mantequilla, la harina de maíz y hasta el agua potable, repito, cuando se consiguen.

El barril de petróleo se cotiza casi en 100 dólares y cunde la escasez. ¿Por qué? Pues por causa del socialismo-chavismo-madurismo-cadivismo. Y por esa misma causa es que la tasa de cambio efectiva es 1.000% más que la oficial –y sigue aumentando el mega-diferencial–, y todo se ha dolarizado al paralelo menos los salarios, y la inflación ha rebrotado con violencia, y el riesgo-país de nuestra patria es estratosférico, y la reservas internacionales están en el suelo, y Pdvsa le debe a medio mundo, y al otro medio le debe la República; y el “desarrollo endógeno” se transmutó en una molienda de la producción endógena, y etcétera, etcétera…

Primero le cayeron encima a la agricultura y la ganadería. La demolieron y ahora prácticamente todo se importa. Después le tocó el turno a la industria y no se salvó ni Pdvsa ni Guayana. Y la cayapa presente es contra el comercio y en forma de operación política, porque la demagogia radical de los “saqueos controlados” puede producir frutos políticos, así sean frágiles.

Todo ello es el caldo de cultivo perfecto para las peores prácticas: los especuladores disfrutan con la escasez del socialismo y la corrupción se multiplica por el enjambre de controles. Y encima, el poder establecido aprovecha para manipular a buena parte de la población con el cuento de la guerra económica…

Entre tanto, uno de los bienes más escasos es el dólar, y como casi todo lo que se consume se importa, no hay otra perspectiva que no sea la escasez masificada.

Y la culpa fundamental de la escasez masificada, de la inflación descontrolada, de la especulación desmadrada, de la economía asfixiada (y con el petróleo en 100 dólares), la tiene el socialismo salvaje, ruinoso y súper-corrupto que impera en el país. Un verdadero imán para todo tipo de sinvergüenzas y aprovechadores.

Y si no lo entendemos así, si no asimilamos que el causante de todo esto es el régimen imperante, ahora representado por Maduro, pues nos quedaremos con el café con patria, hasta que también se acabe el café…

flegana@gmail.com

Consulte el archivo de artículos del autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s