Las condiciones para el desenlace – Luis DE LION

IMG_2425 Luis DE LION

Nadie, ni desde el propio régimen, salvo Diosdado por intereses personales, ha tenido la gentileza de rendirle homenaje a la obra de gobierno de Maduro. Todos al unísono porfían en rendirle honores a Chávez.

En efecto, es difícil reconocerle algo positivo a Maduro. Con Chávez, muy a pesar del desastre que construyó y que gentilmente legó, es más fácil y conveniente para los suyos, homenajearlo constantemente, por la sencilla y cómoda razón que está muerto.

Pero a pesar de ello, la incompetencia de Maduro es tal que para homenajear la memoria de Chávez, opta por el ridículo cuando evoca haber visto la aparición de la imagen del difunto presidente destructor, en los túneles del Metro de Caracas.

Sin transición, el incompetente que dirige los destinos de todos los venezolanos, al día siguiente insistió en su empeño por ridiculizarse al acusar a Twitter de robarle seguidores. Sin duda, las redes sociales, son todo un enredo social para éste agente cubano, de origen colombiano.

La imbecilidad retórica, sin sorpresas, le estalla en el rostro. El estratagema, que encuentra Maduro, para medio salvar el honor, ante tantos y continuos aprietos, termina teniendo el efecto contrario, al menos ante la opinión internacional.

El incapaz de abastecer su país de papel toilette, el que escucha pajaritos, el que instaura el viceministerio de la felicidad, el que no tiene Partida de Nacimiento venezolana y paremos de contar. La mofa es planetaria.

Las acciones de gobierno y el imaginario simplista de Nicolás Maduro, son los peores elementos y los más desfavorables lineamientos a la hora de establecer una síntesis que tenga como objetivo simplificar y tratar de salir de una situación compleja como la que está ahogando en estos momentos al país, en todas sus instancias, sin excepciones.

Estamos lejos, de una salida de la crisis, mientras se mantenga ésta farsa en el poder. No es un asunto electoral, no es constitucional, ni mucho menos jurídico. Es estrictamente político.

La torpeza y la mala fe presidencial, solo sirven para petrificar la fractura que con tanto esmero Chávez construyó.

La historia venezolana, está llena de salidas y desenlaces violentos, en momentos históricos en los que se acumulaban muchos menos elementos de gravedad como los que hoy colecciona el régimen impuesto desde La Habana, con Maduro a la cabeza. Quien por cierto, no es un simple agente, sino un cuadro formado, clonado, constituido por el aparato castrista.

Por su concepción, por sus orígenes, por su mecánica y por último por su ideología, Maduro como presidente solo tiene como objetivo servir a los intereses de la satrapía de los hermanos Castro.

Algo inédito en la historia nacional.

Las fuerzas políticas y las fuerzas armadas, tienen la palabra.

luisdelion@gmail.com

@LDeLion

Consulte el archivo de artículos del autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s