El lobby opositor

IMG_0806  Luis DE LION

He venido sosteniendo que era difícil combatir la opinión internacional chavista si la propia oposición no se presentaba en la escena internacional para combatirla.

María Corina Machado y Leopoldo López están hoy haciendo el trabajo que la oposición inexplicablemente se había negado a hacer. Una pareja de políticos demócratas, del selecto grupo que nunca militó, ni votó, por Chávez. Ambas voces, ambos clamores, han constituido hoy sin duda un serio problema para la imagen internacional de Maduro. Dicho lobby opositor debe aprovechar la ventaja que significa saber que con Maduro se seguirá con la misma política exterior que hubo bajo Chávez. Por lo que hasta se podrá anticipar, adelantar y avanzar. Principalmente para impedir que Maduro disfrute del margen de maniobra mediática y propagandística internacional que Chávez le legó.

La oposición ha finalmente comenzado a buscar nuevas ventanas para mostrar su plan, su proyecto y su discurso. El lobby opositor debe insistir ante el mundo, en un tema como, el alto nivel de participación en las dos últimas presidenciales, que muestra el talante democrático del país. En Europa, el desconocimiento de la política venezolana es tal que, ignoraban que los demócratas eligieron a Capriles en primarias abiertas, así como ignoraban los avances en millones de votos que obtuvo la oposición democrática en octubre 2012 y en abril 2013. El colmo, en octubre pasado, Capriles, era completamente desconocido en Europa, y no solamente él sino la plataforma política que lo apoyó.

No obstante, en Bruselas y Washington hay expedientes contra el régimen chavista por el tema de presos políticos, de medidas cautelares a periodistas y persecución y acoso de personalidades públicas. Ahora, políticos y gobiernos extranjeros estarán más atentos que nunca a las violaciones de las libertades y los derechos humanos en Venezuela.

Entre tanto, al ilegítimo su margen de maniobra se le va reduciendo, algo que reflejan y traducen los sondeos y las encuestas realizadas recientemente en Venezuela. El rey está prácticamente desnudo. ¿Qué hará para vestirse? Las instituciones, las que dejó Chávez a su servicio, es decir el CNE y el TSJ, le sirven de taparrabo. Si estuviéramos hoy en la vilipendiada era democrática, Maduro ya estaría sometido a antejuicio. Pero le quedan por delante seis largos años, lo cual es una fuerza considerable, en ese lapso de tiempo de tiempo puede Maduro causar aún más daño.

No lo imagino corrigiendo su rumbo, para personajes como él, eso sería una suerte de suicidio.

Le quedan muy pocas opciones. Renunciar y llamar a nuevas elecciones, cambiar de política o convocar a un gobierno de verdadera coalición nacional. Unas nuevas elecciones entran dentro de las opciones de suicidio. ¿Cambiar de política, pero hacia cuál? Un gobierno de coalición, sería una suerte de perversidad política para Maduro.

Además Maduro está atrapado en su propia trampa, en virtud que sus intenciones han sido claras, él no necesita redefinirse. Le importa poco que sus primeros meses o años de gobierno sean puestos en la columna contable de pérdidas. Maduro está condenado a gobernar cual capitán de una chalana. Embarcación ésta muy frágil para afrontar tempestades populares. Navegará a vista, sin perder de vista la orilla, con el azar como brújula, hasta la fecha del revocatorio.

luisdelion@gmail.com

@LDeLion

Consulte el archivo de artículos del autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s