Riesgo de apagón

   Fernando Luis Egaña

No me refiero a la debacle del sistema eléctrico, sobre todo después del enésimo mega-apagón de estos mismos días. Y en verdad la palabra “riesgo” no es pertinente en esta materia, porque no es que exista la proximidad de un daño, sino que éste se encuentra tan arraigado que la situación es verdaderamente ruinosa. Por cierto que el más reciente mega-apagón se debió al “olvido del mantenimiento”, según los líderes del sindicato respectivo. Lógico pues que el ex-ministro eléctrico, Alí Rodríguez, quien acaba de publicar un libro titulado “Antes de que se me olvide”, también se le haya olvidado cumplir sus funciones ministeriales.

Pero el otro riesgo de apagón tiene que ver con el tinglado o gobiernito que el vice-Maduro encabeza. Para que el sucesor designado pueda consolidar la sucesión, se requiere que haya sido validado en unos comicios conducidos por el CNE. Pero ello exige que previamente se haya declarado la falta absoluta del presidente Chávez. De lo contrario, no se podrían convocar las elecciones correspondientes. Se debe suponer que el oficialismo tiene preparado un plan a estos efectos, y las reconocidas destrezas estratégicas de los hermanos Castro Ruz seguramente serán muy útiles.

También es razonable suponer que el tiempo corre en contra de esos planes. Mientras más cerca esté la fecha electoral, más conveniente para los intereses de Maduro. Y lo contrario también es valedero: mientras más lejana, más inconveniente. Pero aún logrando consolidar la sucesión, CNE mediante, ello no es garantía de viabilidad y continuismo. Maduro alega que lo suyo no es un gobiernito sino una revolución en el poder. Y el concepto apropiado no es ése, sino el de una “hegemonía en el poder”. Y ahí está el detalle, porque cuando la hegemonía pierde su hegemón, no puede permanecer intacta. Y máxime cuando la hegemonía ha sido entallada al gusto y estilo del hegemón.

Así por ejemplo, está nueva devaluación se está sintiendo más dañosa que las otras del siglo en marcha, justamente porque el hegemón no está para distorsionar la realidad con el fin de que muchos crean que lo malo es bueno y lo bueno, malo. El vacío comunicacional del señor Chávez no lo va a llenar Nicolás Maduro o Diosdado Cabello. Más bien lo vuelven más notorio. Y así puede ocurrir en cualquiera de las dimensiones de la profunda y extendida crisis nacional, tapareada en importante medida por la propaganda y los petrodólares.

No obstante, el que el conjunto de la oposición venezolana todavía no haya proyectado una alternativa sólida de gobernabilidad, contribuye a aliviar las cargas del oficialismo. Una cosa es que Capriles Radonski no tenga mayores obstáculos para ser acordado como eventual candidato en las eventuales elecciones presidenciales, y otra que logre persuadir que puede sacar a Venezuela del pandemonio. De hecho, ni siquiera parece haber consenso acerca de lo abismal del barranco, y más bien se refuerza la ridícula creencia que sólo hace falta una buena mezcla de voluntarismo con políticas públicas “inteligentes”…

El riesgo del apagón está presente. Sin su hegemón la hegemonía carece de denominador común. Las peores consecuencias para el régimen no tienen que ser inmediatas, e incluso puede alcanzar la certificación electoral del sucesor designado. Pero a la vuelta de los acontecimientos, las tensiones internas y la gravedad de la crisis pasaran una factura demasiado costosa. Y a falta de alternativa densa y cohesionada, no se vislumbra una salida clara, ni mucho menos se ve que haya suficiente conciencia al respecto. Mientras tanto, el pandemonio se oscurece.

flegana@gmail.com

Consulte el archivo de artículos del autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s