Lo más triste

   Luis DE LION

Lo más triste, nos es que el movimiento opositor esté hoy en silencio, por las lamentables razones que todos conocemos, sino que poco a poco los demócratas venezolanos se van acostumbrando. Al punto de resignarse. Es la peor de las cosas que le ha podido ocurrir al movimiento opositor. ¿A quién le interesa hoy la lenta descomposición de la MUD? ¿Quién cree que ella puede superar ésta gravedad?

¿Pero en el fondo, ésta muerte lenta, no es en cierta medida una muerte natural? La misma madrugada del pasado 8 de octubre, luego de oficializada la victoria de Chávez, la MUD debió autodestruirse, la unidad tal y como había existido ya no tenía razón de ser. LA MUD era una organización circunstancial, una creación artificial y de una duración limitada, destinada en su origen a escoger un candidato a la presidencia de la República, para luego sostenerlo a lo largo de su mandato. La victoria de Chávez, no significó el fin de los demócratas, pero fue automáticamente el fin de la MUD. No valía la pena reconstruirla, ni preparar la revancha, apoyándose en la misma estructura y con los mismos mariscales…de la derrota.

Dentro del infortunio, del cual la propia MUD tiene una gran responsabilidad, se beneficia ahora de una situación paradójicamente milagrosa, como lo es la gravedad terminal de Chávez.  A tal punto que para una parte de la opinión pública, el silencio y la inacción de la MUD tiene una importancia secundaria. El régimen él solo con sus torpezas, sus abusos y sus enredos, se encargaría de hacer el trabajo que incumbía hacer a sus adversarios. Sin duda, es equívoco felicitarse de ésta ilusión y peor aún creer que dichas divagaciones de Estado, entre lágrimas y reportes médicos, terminarán dándole forzosamente la razón a la oposición. La telenovela, puede durar mucho más tiempo del previsto, hasta perpetuarse el actual statu quo, si una fuerza opositora y de proposiciones creíbles y legítimas no emerge rápidamente.

La oposición democrática es hoy más que nunca necesaria, no tanto para corregir los errores de un régimen destructor, sino para que proponga una alternativa a la política castrochavista. Puesto que, el silencio culposo de la oposición está produciendo un efecto temible, que hará que el castrochavismo ocupe la totalidad del paisaje político.

Las divisiones en el seno de la MUD; políticas, ideológicas, económicas y hasta sociológicas, provocan una risa nerviosa. Las mismas pueden sumarse a la fortuna del régimen, en el actual contexto político. La municipalización política de la oposición, le permitirá al régimen seguir reinando y abusando sin límites de geografía política, ni de calendario.

luisdelion@gmail.com

@LDeLion

Consulte el archivo de artículos del autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s