¿Conchupancia comunalista del Dr. Escarrá?

  Agustín Blanco Muñoz 

Mire Doctor Escarrá, este domingo 25/11/12, a casi dos meses del 7-0, cuando el cuadro político de este ex país es cada vez más difícil y complicado, lo vi por Televén haciendo una enjundiosa exposición para establecer que el Estado Comunal que impulsa el régimen, como base y fundamento para desplazar, vía constituyente originaria, las estructuras burguesas y darle paso a las revolucionarias y socialistas del siglo XXI, no viola la Constitución nacional.

Y eso me hizo volver sobre el papel  que cumplen las oposiciones frente a un régimen que se ha declarado socialista, y que no sólo  adoptó el modelo cubano sino que convino en la ‘fusión de las dos experiencias revolucionarias’ para producir una Venecuba que se funda formalmente  en 2005, pero que venía andando desde que Fidel Castro y su G2-G3 asumieron la condición de consejeros y guardianes de este ‘proceso’.

La primera declaración pública se produce el 03F-99 en el Aula Magna de la UCV cuando Castro señaló que la revolución naciente debía moverse con mucho cuidado y paciencia porque surgía en un momento nacional e internacionalmente tan difícil que su revolución no hubiera podido desarrollarse en un panorama similar.

Por ello, la ‘revolución bolivariana’, para mantenerse, debía cuidar sus relaciones con el imperialismo y no violentar las estructuras internas porque ello podría desatar la furia de los monstruos.

No es casual entonces el surgimiento de una  “revolución pacífica pero violenta”. De inicio, todo se trataría de lograr de manera legal. Por ello se trabajó tanto en la conformación de la superestructura jurídica,  a través de lo que se conoció como Constituyente de 1999, de la cual usted  fue  actor principal.

Usted es testigo de excepción de la planificación que se hizo desde un comienzo para elaborar un cuerpo de leyes que en su momento le dieran sustento a las acciones gubernamentales o “constituyente permanente” según algunos intérpretes, para desplazar las viejas estructuras y abrirle paso a las socialistas.

Y llama la atención que a lo largo del programa no se mencionara para nada la tan nombrada construcción del socialismo a partir del establecimiento del Estado Comunal.

El régimen ha declarado siempre que transferirá todo el poder al soberano quien regirá los destinos de la patria en forma directa y que para ello se organiza en Consejos Comunales y luego en Comunas que pasarán a ser la base del nuevo Estado. De ese modo, legal y progresivamente se va extinguiendo el Estado capitalista-burgués e iniciando la nueva organización y vida de la sociedad.

Se pretende así lograr una salida triunfal al hasta ahora fracasado modelo socialista. Sin embargo, la Ley de las Comunas no pone el acento en una nueva organización para lograr otra forma de producir y vivir.

Hasta ahora el régimen no ha dado muestras de querer conformar un nuevo modelo productivo. De modo que  es inevitable pensar que el llamado Estado Comunalista será el mismo Estado Petrolero.

Y esto ya se aprecia en las inversiones que se hace en Consejos Comunales y Comunas. No es de extrañar que se proceda como en el caso de las cooperativas o el financiamiento de “proyectos populares”, convertidos a la larga en ayudas a los necesitados, pero no en nuevas formas productivas.

Y si de antemano advertimos que la comuna no es la célula fundamental para una nueva economía y  sociedad, habría que concluir que lo planteado tiene que ver mas bien con la necesidad de … “conformar el autogobierno para el ejercicio directo de funciones en la formulación, ejecución y control de la gestión pública”.

Esta es la 2ª atribución que se confiere a las Comunas. Es el gobierno electo, de brazo y voz alzados, en la propia Asamblea en forma directa, pública, visible, con la unanimidad que nace del pensamiento único. Así se procederá en el Parlamento, la Federación o la Confederación Comunal. Reino de las mayorías con expresa exclusión de minorías que marquen alguna disidencia.

¿Puede usted negar  Dr Escarrá que las comunas son socialismo, como lo expresa el Art 5 de la Ley de Comunas? Su señalamiento de que los Consejos y Comuna sólo violarían la constitución  si toman las atribuciones de gobernaciones y alcaldías parece no tener en cuenta el Art. 64, que establece claramente la transferencias de funciones que puede hacer hacia ellas la república, los estados o los municipios.

Dr. Escarrá, no dudo de sus buenas intenciones pero llama la atención su intento de separar lo jurídico y lo político. Es cuestión bien sabida que los textos legales en nuestro medio son ajustables a intereses políticos y económicos.

De modo que veo una verdadera distancia entre el constituyente que se opuso al cambio de nombre la República, el que luego se lanza como candidato a la gobernación de Carabobo con la consigna ‘Esto no puede seguir así’ y quien ahora dice  que las Comunas están ajustadas a Derecho.

¿Cómo negar, Dr. Escarrá que la soberanía PSUV de las Comunas y su Parlamento acabará con la AN y que gobernaciones y alcaldías se quedarán sin funciones? ¿Estamos o no en vías de la implantación de una nueva reingeniería del poder?

¿Está usted en la tónica de AD y PJ de ir a la conchupancia comunalista a ‘dar el debate y la pelea’ ante la incapacidad de hacer una política propia?

¿Hasta cuándo los llamados actores de las oposiciones seguirán los lineamientos trazados por este régimen situado al margen de todo Estado de Derecho? ¡Qué historia amigos!

@ablancomunoz / abm333@gmail.com

Consultar el archivo de artículos del autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s