Lineamientos contra el castrismo

   Luis DE LION

Desde el 14 de diciembre de 1994, cuando Fidel Castro en La Habana le impuso a Hugo Chávez el título de Comandante, ya el Teniente Coronel golpista hablaba de compatriotas cuando se refería al alto gobierno cubano.  Sin duda un reflejo, del plan que impondría, una vez accediera a la presidencia.

Diez y ocho años han transcurrido, varias elecciones de por medio y el patrón ideológico y programático del sistema actual del régimen que preside Hugo Chávez es, sin sorpresas, eminentemente cubano.

Ante ésta inédita y muy grave situación de sumisión soberana, y en la víspera de un nuevo evento electoral, la oposición democrática venezolana el pasado 23 de enero hizo público el documento que contiene los lineamientos para el Programa de Gobierno de Unidad Nacional (2013-2019). Allí están plasmados 1237 lineamientos, los cuales abordan diferentes temas de lo que sería el espíritu del nuevo gobierno de Unidad Nacional.

Sin embargo, luego de su lectura, me llamó poderosamente la atención el hecho que no hay en dicho documento ningún lineamiento de acción respecto a presencia e influencia de agentes cubanos en territorio venezolano. Una representación del régimen castrista, muy activa en todas las instancias administrativas, así como también dentro de la Fuerza Armada, con mando y determinación en la conducción de las políticas de Estado.

Una servidumbre que lleva casi dos décadas y que a la acosada opinión pública venezolana, le tomó diez años admitir.

Es así, como tímidamente se anuncia en el documento a través del cual se establece el compromiso de un gobierno de unidad, que se “revisará” el Convenio de Salud Venezuela-Cuba, sin más y sin hacer mención al hecho que la salud pública en Venezuela está completamente en manos de cubanos.

En otros aspectos el documento de la MUD, en múltiples áreas de una futura e hipotética acción de gobierno, apuesta a la “descentralización” como solución sino directa, al menos automática a muchos problemas. Estableciéndose ya, para enero pasado, como un hecho el ingreso de Venezuela a MERCOSUR. En cuanto al contexto internacional, quedó plasmado en dicho documento, un análisis del Primer Mundo el cual luce contaminado, miope y nada ajustado a la realidad.

En revancha, se distingue de manera positiva, la idea 101, que consiste en eliminar la Milicia Bolivariana, como componente militar dependiente del Presidente de la República y la idea 103 que aspira profesionalizar la tropa y así eliminar gradualmente al soldado no profesional.

De igual forma, la idea 1211, que estipula la reanudación de relaciones diplomáticas con el Estado de Israel, es positiva, por cuanto colocaría nuevamente al Estado venezolano donde estaba antes de 1998, es decir, lejos de las tiranías religiosas como Irán.

El reto que tienen frente a sí los demócratas venezolanos es enorme. Les toca derrotar un régimen e inmediatamente ponerse a la altura de lo que sin duda será una lucha que conlleva jugar en diversos escenarios a la vez, por lo que se exige un talento infinito, en donde no caben ni el continuismo, ni la postración, ante la tiranía más longeva del continente.

luisdelion@gmail.com

@LDeLion

Consulte el archivo de artículos del autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s